Sorpresa y despedida

Esta entrada va dedicada especialmente a mis amigas, las únicas que se tomarían el tiempo de organizar semejante fin de semana. Y no lo digo por los lujos, ni nada de eso, sino porque las cosas más lindas se pueden apreciar en los más mínimos detalles. Unos mimos no le vienen nunca mal a nadie, y esta vez me tocó a mí.

Sábado 9 de Agosto. Ni me pregunten qué hora era porque no tengo idea. Me despierto y AHH!! Que hacen ahí?? Todas sentaditas en el borde de mi cama, riéndose de mí.  Se supone que tengo que entender que pasa??

“Ni te molestes en preguntar. Es todo sorpresa. Vos cámbiate” Sigue leyendo