Mi suerte no está perdida – Parte 1

Uff! Pasaron tantas cosas en tan pocos días que siento que nunca voy a terminar de escribir sobre esto. Cada vez que empiezo un post nuevo, veo que es demasiado lo que tengo que contar y termino diciendo que voy a terminar de contar la historia en el próximo. Pero parece que nunca se termina!!

Bueno, el sábado a la noche me agarró un ataque de depresión tan fuerte que no me pude dormir hasta las 5.30 am. El resultado fue mi última entrada, escrita a las 3 de la mañana, con mil dudas en la cabeza sobre qué mierda iba a hacer. Me quedo o me voy?

cant sleep Sigue leyendo