Cómo combatir la extrañitis

inteligencia_emocional

Hoy me levante a las 7am pensando: “Ufff, hoy es una hora más que lo normal hasta que las nenas se vallan al colegio (por lo general empiezo mi día a las 8am), por favor Diosito, que sea fácil y se pase rápido”. A nadie le gusta levantarse pensando en que tiene que trabajar no? Bajo las escaleras, preparo lunch box para cada una y después de que una ya se fue, me toca llevar a la otra a la parada del bus.

Después de haber llegado tarde a la parada y perseguir en el auto al bus hasta la próxima, me vuelvo a mi casa y armo las camas de las nenas, acomodo un poco y ya estoy libre. Y ahora qué? Tiempo para disfrutar. Me pongo los pantalones de mi pijama de nuevo, me preparo un chocolate caliente con malvaviscos para al fin desayunar, y prendo la compu. Y como era de esperar, mi vida en Argentina se me viene a la mente otra vez. Sigue leyendo