Medio hecho, medio más por recorrer

keep-calm-you-re-halfway-there-6 (2)

Ayer 2 de Marzo se cumplieron varias cosas. Primero, fue mi segundo no primer día de clases en el colegio. Sip, todavía no puedo creer que hace ya van a ser dos años que no toco un libro. Se siente raro escuchar a mis amigas diciéndome que ya están en segundo en la facultad. Y yo? Acá ando, a miles de kilómetros de los apuntes y cuadernillos para estudiar. La buena noticia, es que ya estoy más que decidida con la carrera que voy a seguir cuando me toque volver a mi querida Argentina (se nota que ya te extraño, nunca había estado orgullosa de mi país como ahora).

No muchos me creen, pero mi futuro es nada más ni nada menos que estudiar Medicina. Creo que ni mi mamá me cree, porque soy la persona mas gallina cuando se trata de agujas e inyecciones. Pero siempre tuve como un sentimiento de “anhelo” por esa carrera, solo que nunca me animé a aceptar el hecho de que es súper difícil y que probablemente la termine cuando tenga unos 30 años (eso todavía me genera algunas dudas). Pero estoy más que segura de que es el trabajo ideal para mi. Eso es un punto más chequeado en mi lista de “cosas por hacer mientras estoy en mi intercambio”.

estudiantes de medicina

La segunda cosa que se cumplió ayer fueron mis 6 meses desde que deje mi querido hogar en Córdoba. Medio año pasando mis días cuidando dos nenas y limpiando sus desastres! Suena como una pérdida de tiempo, pero lo que vale la pena es el resto de la experiencia: lo que aprendes y creces como persona, las amistades y los programas para el fin de semana, los viajes y los lugares que conocer y por qué no, las infinita lista de cosas que compras. Hasta ahora me vengo gastando una buena parte de mi sueldo (diría que una muuuy generosa porción) en ropa, zapatos, mi celular, una bella cámara y mi última adquisición: mi nueva laptop!

Bueno basta de materialismo, ahora les cuento mi mes de febrero: Parece increíble, pero a principios de este mes mi mami querida todavía estaba dando vueltas por USA. El 10 manejamos juntas hasta el aeropuerto Ronald Reagan, donde tristemente me volví a despedir de ella. Fue casi tan fuerte como la primera vez, pero ahora el único consuelo era que ya solo eran 7 meses mas hasta volverla a ver. Después de esa despedida, esa semana costó un poquito más de lo normal, básicamente por que me agarró un ataque de extrañitis por razones obvias, y tuve mi segundo episodio de “me vuelvo YA”.

Pero lo bueno es que se me pasó rápido, y a partir de entonces las cosas en casa van mejor que nunca. Dejé de ver mi trabajo como una “carga” y ahora disfruto un poco más de lo que hago. Mi relación con mi HF siempre había sido muy buena, pero algo hizo un clic, y ahora me siento mucho más incluida y me gusta muchísimo mas que antes pasar tiempo con ellos. Obviamente igual tengo mis momentos de querer estar sola y alejada de todo el mundo, descansando en paz en mi habitación :).

En Febrero también tuve dos cortas pero buenas aventuras. La primera fue un fin de semana en NYC. Mi hermana mayor que vivía en Lexington se mudó el mes pasado a Jersey City, así que con la excusa de “ir a visitar su nuevo departamento” me gané un viajecito por The Big Apple. Los pasajes desde DC a NY salen practicamente nada si los compras con tiempo. Pueden estar entre los 15 y 20 U$S ida y vuelta, pero si te tardás en comprarlos (como me paso a mi, muy inteligente lo mio) llegan a estar entre los 40 y 60. Yo ya había estado en Nueva York varias veces, pero esta ciudad es tan grande y tiene tantas cosas para hacer que no hay manera de terminar con tanta atracción turística. Fuimos a la famosa Carlo´s Bakery, anduvimos por el Times Square, caminamos por el Central Park (estaba muuuuy lindo después de toda una noche entrera de nieve) y visitamos el museo del 9/11 Memorial. Todo esto acompañado de una noche de películas y helado de Ben & Jerry´s entre hermanas.

DSC_0010

Y por último, el Sábado pasado partimos con un grupo de amigos a esquiar en Liberty Mountain, un centro de esquí a 1 h y media de manejo desde DC. Fue mi primera vez arriba de los esquís, pero fue muy divertido a pesar de las mil quinientas veces que me caí, y del miedo que pasaba cada vez que alguien se me cruzaba (o que yo me dirigía hacia alguien sin saber como frenar). Por suerte no hubo ninguna accidentada, terminamos todas enteras. Eso si, el Domingo no nos podíamos ni mover. El cuerpo nos dolía como si hubiésemos corrido una maratón de 30K.

DSC_0204

Básicamente ese fue mi 5to mes en tierras americanas. Ya no veo la hora de que empiece el calorcito de nuevo con la llegada de la primavera! Todavía no tengo nada planeado para spring break (mala mía) pero tampoco creo tener los ahorros suficientes como para planear un viaje más…

Ahora que tengo mi nueva compu espero que me entusiasme escribir un poquito mas 🙂 Bye!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s