Cómo combatir la extrañitis

inteligencia_emocional

Hoy me levante a las 7am pensando: “Ufff, hoy es una hora más que lo normal hasta que las nenas se vallan al colegio (por lo general empiezo mi día a las 8am), por favor Diosito, que sea fácil y se pase rápido”. A nadie le gusta levantarse pensando en que tiene que trabajar no? Bajo las escaleras, preparo lunch box para cada una y después de que una ya se fue, me toca llevar a la otra a la parada del bus.

Después de haber llegado tarde a la parada y perseguir en el auto al bus hasta la próxima, me vuelvo a mi casa y armo las camas de las nenas, acomodo un poco y ya estoy libre. Y ahora qué? Tiempo para disfrutar. Me pongo los pantalones de mi pijama de nuevo, me preparo un chocolate caliente con malvaviscos para al fin desayunar, y prendo la compu. Y como era de esperar, mi vida en Argentina se me viene a la mente otra vez.

Que esperaba? Viajar por el mundo, abandonar mi hogar, empezar una vida nueva sin tener ningún síntoma de “Homesickness”? Es totalmente imposible. Todas lo experimentamos en algún momento, algunas más que otras obviamente, pero no hay ninguna posibilidad de que en 365 días no pensemos aunque sea un minuto en nuestras familias, nuestros amigos, nuestra comida, o nuestra propia casa! Y lo peor es que la extrañitis nos puede llegar a provocar pensamientos locos como querer tomarnos el primer vuelo disponible de regreso a nuestro país.

img-article-home-sick-at-camp

Pero no os preocupéis!! (Sí, me salió la española del alma) Existe una forma de controlar estos ataques que nos agarran a veces. La clave está en mantenerse ocupada. Exactamente, tal cual leyeron. Es muy simple, pero les juro que ayuda muchísimo! Así que acá les dejo una listita con algunas cosas que podes hacer para no darle tiempo a tu mente para pensar en las cosas que extrañas.

1. Salir a caminar. O a correr. Lo que más te guste (yo no aguanto dos cuadras corriendo, asique hago mitad y mitad jaja). Puede que te dé un poco de fiaca con sólo pensar en hacer ejercicio, pero una vez que te pones las zapatillas, tu mente se pone en OFF. Con un par de auriculares te perdés en la música, y cuando menos te des cuenta vas a haber pasado por lo menos media hora pensando en lo fresca y liviana que te sentís. Además es una buena excusa para mantenerte en movimiento.

2. Leer un libro. Lo primero que hice cuando llegue fue ir a una librería y compre un libro que hacia muchísimo que quería leer. Te distrae y al mismo tiempo te ayuda a mejorar tu inglés. Para las que no se animan todavía a aventurarse a los textos en otro idioma (porque a veces pueden tener expresiones y palabras muy raras y es difícil de entender por más alto que sea tu nivel de inglés) en la mayoría de las librerías de acá hay una sección de libros en español.

3. Enganchate con una serie. Si no sos tan amiga de los libros, lo mejor que te puede pasar en la vida es que tus HP te presten su contraseña del bendito Netflix. Podes pasar horas y horas viendo capítulos uno atrás de otro y te vas a mantener súper entretenida. Aparte de eso, es una muy buena forma de ejercitar el oído, y si no podes seguir las conversaciones, la mayoría de las películas y series tienen subtítulos en inglés. No les miento: la mitad de mi ingles lo aprendí en el colegio, la otra mitad lo aprendí encerrada mirando Gossip Girl en el verano.

4. Arreglate. Pintate las uñas, date una ducha, hacete una limpieza de cutis, lo que sea. Te vas a sentir más linda y bien con vos misma.

5. Busca cosas por internet. Suena tonto, pero uno de mis pasatiempos favoritos es crear wish lists en Amazon con cosas que me gustaría comprar (y que probablemente nunca termine comprando). Internet es todo un mundo, podes buscar desde manualidades para decorar tu habitación, hasta juegos para entretener a tus HK. Y si no sabes que buscar, también existe una aplicación que se llama Stumble Upon en donde vos tenés que marcar en una lista las cosas que te interesan, y solo apretando un botón te lleva a sitios aleatorios con artículos y cosas referidas a los intereses que marcaste. Hay de todo.

6. Acomoda tus cosas. Y si, una vez de vez en cuando esta bueno que pongas un poco de orden en tu habitación. Y si sos una chica ordenada como yo y siempre mantenés tu cuarto acomodado, simplemente cambia cosas de lugar, lava tu ropa aunque solo tengas un par de cosas sucias, cambia las sabanas, lo que sea!

7. Escribí una nueva entrada en tu blog. Y si sos solo una lectora, empezá uno! Es buenísimo para descargar tus sentimientos, y la comunidad ayuda! Todos los comentarios que recibís (aunque no sean muchos) te ponen muy contenta, y ver el progreso de las estadísticas te pone de mejor humor que nunca! Aunque muchas piensan que nacieron con 0 inspiración, las palabras salen y cuando menos te das cuenta ya te escribiste una página! Y si en serio no te va la onda de bloguera, simplemente se lectora. Siempre te terminas dando cuenta de que hay miles de otras Au Pairs compartiendo tus mismos problemas!

Estoy segura de que hay miles de cosas más para hacer que tu mente no tenga ni un ratito libre para ponerse a pensar en tus amigas que salen de fiesta, en tu mama que te lleva el desayuno a la cama, o en lo mucho que deseas comer algo que no existe acá en yankeelandia. Tenés más ideas para agregar?

home-is-where-the-heart-is

Anuncios

4 comentarios en “Cómo combatir la extrañitis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s