Requisito infaltable: La experiencia

Esa misma semana empecé a buscar alternativas para ganar experiencia cuidando niños. En la reunión informativa me habían dado un folleto que decía diferentes formas de adquirir experiencia. Podía ofrecerme como voluntaria en guarderías, cuidar los hijos de algún vecino, animar cumpleaños, incluso llevar a niños al colegio. Yo todavía cursaba doble escolaridad en la escuela, desde las 8.00 am hasta las 4.30 pm. No tenía mucho tiempo.

Pregunté en 2 o 3 guarderías cerca de mi casa, pero ninguna trabajaba durante el horario en el cual yo estaba disponible. No tenia primitos, ni familiares pequeños, asi que si o si tenia que buscar en otro lado. Me entere entonces de que en una iglesia cerca de mi barrio hacían actividades para los niños que viven en una villa (como las fabelas de Brasil). Me ofrecí como voluntaria una vez a la semana, y les juro que mas allá de todas las horas que junté, me encanta ir! Esos chicos me llenan el alma!

También me enteré de unos vecinos que tenían dos hijos mellizos de 3 años, ambos discapacitados, padecen el Sindrome de Angelman. Les pregunté si necesitaban a alguien que les diera una mano con ellos, obviamente sin esperar que me paguen nada en absoluto, y me dijeron que si y esa misma semana empecé a ir todos los dias, desde que llegaba de la escuela hasta la hora de cenar. Casi no tenia tiempo para hacer las tareas que me pedían en el colegio, y menos estudiar para los exámenes! Sobretodo por que el ultimo año de mi secundaria era super exigente!

Pero bueno, sacrificando algunas horas de sueño, y poniendome todas las pilas, logré juntar las horas necesarias y sacar muy buenos promedios! Cuando se quiere algo, con esfuerzo todo se puede.

Lo mas lindo de todo esto es que amo a esos mellizos! Son dos angelitos que te alegran los días, no importa que tan mal estés. Siempre estan contentos y son tan adorables que es imposible no quererlos.

A lo que voy, es que al principio veía todo este proceso de juntar horas de experiencia como una obligación. Pero a medida que pasaban las semanas, me daba cuenta de que pasar tiempo con esos chicos era algo que me fascinaba, y lo disfruté muchísimo. Sólo pienso en cuánto los voy a extrañar cuando llegue el día de armar las valijas.

 IMG_1671Dibujo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s